Open In App

Session 2

Hechos 2: Yo No Puedo Dar Mas De Lo Que Dios Da

Read: Acts 2

Los discípulos sabían que Dios era un dador extravagante. “De tal manera amo Dios al mundo que dió” y eso es una realidad verdadera. Ellos caminaron con Jesús, ellos lo vieron morir, y ellos experimentaron el gozo y el poder de su resurrección. Como si no fuera suficiente el regalo indescribible de Jesús, la promesa de que el Espíritu Santo llegaría y fue dado en el día del pentecostés y “alrededor de tres mil personas fueron agregadas a el numero en aquel día”. En respuesta a la inconmensurable generosidad de Dios, la iglesia fué generosa radicalmente. La biblia dice que esos creyentes compartieron con otros todo lo que ellos tenían y dieron a aquellos que tenían necesidad. La temprana iglesia comprendió y entendió que ellos no podían dar más de lo que Dios da.

¿Qué pasaría si la generosidad de nuestra iglesia cambiara el estado económico de Carolina del Sur? Imagine no mas prestaciones, no más gente sin hogar, no mas madres solteras batallando, y no más niños con necesidad. ¿Qué pasaría si su generosidad abriera las puertas al Evangelio para poder ser compartido y aceptado a lo largo de este estado? El poder abúndate de dar de la iglesia local del Evangelio tiene un poder ilimitado para impactar vidas. Este poder dador funciono en Hechos. Y podría funcionar hoy también para que todos juntos hoy podremos decir “Y el Señor agregó a su número diariamente aquellos quienes fueron salvos”

  • ¿Qué nos enseña este pasaje sobre Dios? ¿Cómo se aplica esto en tu vida?
  • Escriba lo que Dios le ha dado, empezando con su salvación.
  • ¿Hay alguien en su vida que Dios ha puesto en su corazón a quien usted puede ayudar financieramente hoy?

We want you to have a safe experience while using our site.

Unfortunately, there are security risks associated with your browser. To keep you protected we will be discontinuing support to this browser. Please visit http://browsehappy.com/ for a secure browser update.